EL RIO GUADIARO A SU PASO POR PACHECO

EL RIO GUADIARO A SU PASO POR PACHECO
FOTO DEL DÍA 17 SEPTIEMBRE 2.011

Seguidores

domingo, 29 de abril de 2012

EL RESULTADO ECONOMICO DEL 2.011

Recientemente a los regantes de los que dispongo de su correo electrónico, le he informado del resultado económico del pasado año 2.011 recordarán como al 30 de diciembre el saldo positivo ha sido de 4.637,71 euros, si bien y este dato no lo he explicado con detalle, la deuda con la suministradora de energía eléctrica ENDESA, S.A. queda en parte por liquidar. Se ha llegado a un acuerdo con ellos y hasta saldar la totalidad; unos 20.000,00 euros, lo pagaremos en cuotas mensuales de 1.600,00 euros. Deuda que es de todos conocida por consumo del año 2.008 que se debió pagar en el 2.009 por la anterior Junta de Gobierno.

El resultado del 2.011 cuya cifra doy a conocer, podía haber sido más sustancioso de no haber concurrido la circunstancia que muchos de los agricultores ya conocen.

Desgraciadamente por el capricho inoportuno de unos señores, se tuvo que hacer frente en el mes de junio/julio del ejercicio pasado a la no despreciable cantidad de: 15.288,78 euros por nóminas atrasadas de los últimos meses del 2.010 y primeros del 2.011 que con los seguros sociales, más I.R.P.F. liquidación y despido de un empleado de la Comunidad. Todo esto de haber llegado a un justo y razonable entendimiento con el trabajador, los regantes nos hubiésemos ahorrado. Ahí queda el dato para el análisis de todos. Pero independientemente si de por si esta jugada no fue suficientemente lamentable, nos queda seguir luchando para librarnos de la sanción imputada por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, en reclamación de 6.012,00 euros que guarda relación con el mismo concepto del despido comentado.

En otro orden de cosas, si de por si intentamos que todo vaya por el mejor camino y coste favorable, nos enfrentamos por segunda vez con un escrito de la Agencia de Medio Ambiente, al que ya hemos respondido, donde nos piden datos y más datos, a instancia de un señor que actuando como apoderado de un propietario, su padre, cuya finca no llega ni tan siquiera a los 10.000 m2. no deja de increpar, molestar y perjudicar el normal desenvolvimiento de nuestra empresa. Sin dar nombres ni apellidos, ahí esta el dato.